Todo día es día de acompañar la vida escolar

19 de April de 2017 | sem comentário | Categoria(s): Relación padres

Tempo estimado de leitura: 3 minutos (573 palavras, 3211 caracteres)

 

¿Conoce el comercial del Gelol? En los años 80, se popularizó la frase “no basta ser padre, tiene que participar”. Pasado tanto tiempo, esa idea continúa extremadamente válida y también se aplica a todos los otros responsables por el desarrollo de un niño. Los principales cambios por los cuales pasamos en estas últimas décadas fueron proporcionados por los avances tecnológicos y ellos también facilitaron mucho la tarea de estar presente en la vida y en la educación del individuo en formación.

 

La sensación de sorpresa – positiva o negativa – cuando llega el boletín al final del bimestre, o incluso del semestre, no es el producto más deseable del proceso educacional, incluso porque contiene pocas chances de reversión. Cuando el acompañamiento de la vida escolar es diario, lo que tenemos en esos marcos de transición de las etapas es la confirmación de los resultados de los esfuerzos realizados a lo largo de todo el periodo académico.

 

No se trata solamente de una cuestión de desempeño, es también una cuestión de desarrollar y fortalecer lazos de confianza, pues el alumno, la familia y la comunidad escolar sienten que están alineados en los mismos objetivos y cada parte está recibiendo la valoración que merece. Con el acompañamiento diario, no hay riesgo de que el alumno piense que su voz no es oída o de que el maestro crea que las cosas no cambian.

 

A diferencia de cuando las “noticias” sobre el alumno solo llegan algunas veces por año, cuando todos los días hay nuevas informaciones sobre el aprendizaje, el interés y el compromiso de los padres se vuelve un hábito, tan natural y automático como cepillarse los dientes. Y eso genera un círculo virtuoso: el responsable acompaña, el estudiante se esfuerza porque sabe que aquello va a generar reconocimiento, entonces los padres se ponen ansiosos para ver las nuevas evoluciones y así por delante.

 

Ok, hablar es fácil, pero ¿Cómo tener acceso a todos los datos y materiales relevantes para saber lo que está aconteciendo en la escuela? Al final, la agenda de papel es una solamente y no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. ¿Los cuadernos y textos entonces? Cada día la combinación de materias es diferente, sin hablar de nomenclaturas como “matemática A”, “matemática B”, “matemática C”.

 

El mundo se está volviendo digital y ya es hora de que la educación haga uso de las herramientas tecnológicas. El cuaderno de deberes que puede estar con todos los interesados al mismo tiempo ya existe, así como el calendario de pruebas, la agenda de recados, las solicitaciones de autorización, el mural de advertencias. Y la naturaleza agradece.

 

La sugerencia es adoptar un aplicativo que lleve la vida escolar para el smartphone, tornando los celulares de los responsables una extensión del espacio escolar, con la ventaja del acceso en cualquier lugar y hora, y fomentando el mismo clima de diálogo y participación. ¿Quién sabe esta puede ser la meta de su institución de enseñanza para 2017?

 

Lea mas
– 6 secretos para lograr un buen desempeño en la escola
– Campaña de inscripciónes diferenciada = retención + captación

 


Deixe um comentário

avatar
  Subscribe  
Notify of